Créditos sin nómina ni aval y otras ayudas frente al paro

 

Con una tasa de desempleo del 20% y con casi 4.000.000 de parados, España tiene serios problemas para hacer frente a la ocupación laboral y cumplir con la ayuda para el desempleo, que cada vez se ve más reducida temporalmente. Por ello, tanto si se percibe como si no, tener en cuenta opciones financieras donde se puedan obtener créditos sin que la nómina sea un impedimento y que sirvan como plan B cuando nuestras finanzas domésticas hagan aguas, es la solución a un problema de financiación de largo alcance.

Actualmente uno de cada cinco españoles en edad de trabajar no puede aportar una nómina ante un préstamo

Los créditos sin nómina ni aval por otra parte, son la forma más eficaz para los autónomos de sustentar su negocio cuando las entidades financieras tradicionales les cierran la puerta a opciones de financiación que aseguren la pervivencia de sus negocios.

Una solución frente al desempleo

Por otra parte, en los ocho últimos años en los que la lacra de la destrucción de empleo ha sido más acusada, muchos españoles hemos visto en el emprendimiento la solución a la falta de contratos laborales. Por ello, tener una fuente de financiación al alcance que nos ofrezca la cantidad necesaria para establecer un negocio, poner en marcha una empresa y en definitiva emprender por nuestra propia cuenta, es una óptima y viable solución frente al desempleo.

Con las cantidades aportadas mediante la financiación privada, podemos conseguir lo necesario para el alquiler del local o la oficina, realizar los pagos administrativos oportunos y adquirir el material, todo ello sin comprometer a ningún familiar ni ser querido.

La importancia de controlar nuestras finanzas

Adquirir un préstamo privado sin comprometer a terceros es clave para que podamos asegurar tener un completo control de nuestras finanzas.

“Solo seis de cada diez autónomos ven culminado su proyecto empresarial al año de constituirlo”

Emprender es una excelente solución, pero no podemos llevarnos a engaños: también conlleva sus riesgos. Riesgos que llevan a 4 de cada 10 emprendedores a no ver culminada su empresa en el plazo de uno a dos años. Por ello, debemos tener la capacidad y la determinación necesaria para que toda decisión económica a la que tengamos que enfrentarnos para lanzar o reflotar nuestra empresa, no afecte a terceros.

Una solución también frente a imprevistos

Dispongamos de la ayuda por desempleo o no, en ocasiones no podemos evitar vernos envueltos en imprevistos que pongan a prueba nuestra capacidad de previsión económica. Por ello en momentos en los que se produce una avería, nos llega la letra de pago de una propiedad o cualquier otra urgencia, disponer de una inyección extra que nos permita replanificar nuestras finanzas debe ser una opción a nuestro alcance.

En definitiva de lo que se trata es que las deudas no nos asfixien en un momento en el que, sin nómina que aportar y sin necesidad de involucrar a otras personas en nuestras finanzas, necesitamos que nos abran las puertas y no que nos las cierren.

 

Consigue liquidez sin necesidad de nómina ni aval con T-Presta y tu hipoteca como garantía

2016-10-04