¿Tienes madera de emprendedor?

Créditos de financiación privada para reponerse de las vacaciones

Siempre hemos pensado en aspirar al mejor trabajo para tener el mejor sueldo y asegurarnos un futuro. Nos han enseñado a ser iguales, a seguir una pauta para poder “triunfar en la vida”. Sin embargo, hemos dejado de lado otras aspiraciones como la de ser nuestro propio jefe. Algunos se lanzan a la piscina, otros no tienen ingresos, pero sí la valentía suficiente como para pedir un préstamo personal para fundar una empresa.  

Emprender puede ser tu gran aspiración, tu mayor ilusión y tu mejor inversión. Por ello hoy, exploramos 8 aspectos a considerar cuando se inicia un proyecto:

  • Descúbrete a ti mismo: ¡Sí! Aunque creas que es simple e irrelevante, es lo primero que debes hacer, antes de iniciar cualquier tipo de proyecto. Para ello, hazte una serie de preguntas como: ¿Qué te gusta? ¿Con qué disfrutas? ¿Sobre qué te gusta investigar y buscar información?
  • Detecta una necesidad: si quieres que tu negocio sea rentable y genere beneficios debe ser distinto a los existentes en el mercado. En resumen, antes de crear una empresa debes detectar una necesidad que esté relacionada con el tipo de sector, previamente definido en el punto 1.
  • Cree en ti: si puedes soñarlo, puedes hacerlo ¡Esa es la actitud! Creer en ti mismo es el principio, todos los triunfos vendrán después.
  • Determina aspectos importantes de tu futura empresa: piensa las funciones y aspiraciones que deberían tener los distintos departamentos de tu empresa. Desarrolla aspectos legales, estratégicos, organizacionales, operativos, financieros y de marketing.
  • Forma tu equipo: toda empresa, por muy básica o pequeña que sea, debe componerse de un equipo de trabajo. Es decir que, por muy bueno que seas ¡No vas a poder hacerlo solo! Eso sí, tus compañeros deben estar igual o más enamorados del proyecto que tú ¡No lo olvides!
  • Observa cómo va tu competencia: tu empresa debe asegurar calidad e innovación, para ello, debes observar qué están haciendo los demás con su proyecto. Inspírate en empresas líderes, aunque no sean de tu sector.
  • Construye una red de contactos: hacer networking es muy importante, a la hora de fundar cualquier tipo de negocio en el S.XXI. Además, nunca sabes si podrías acabar topándote con un inversor que crea en tu proyecto tanto como en tú mismo.
  • Visión estratégica y de negocio: cualquier CEO o jefe debe tener una visión de negocio consolidada. En particular, debe poseer un pensamiento estratégico, con visión de futuro a largo plazo.

Querer emprender es tener la experiencia suficiente como para pensar una idea con proyección de futuro, desarrollarla ¡Y triunfar! Te recordamos que, si necesitas financiar tu proyecto, puedes optar por pedir un préstamo personal a empresas como la nuestra. Todos somos emprendedores en potencia, lo que nos hace diferentes es la capacidad de cumplir nuestros sueños o hacer realidad nuestras ideas.

2017-03-13

}